FALLO INÉDITO: Se fija una cuota alimentaria de $40.000 a favor de una ex esposa, como medida cautelar hasta que recaiga acuerdo o resolución en el reclamo de compensación económica.

Este fallo  es inédito pues admite la  fijación de una  cuota alimentaria provisoria a favor de un ex cónyuge, mientras se debate la procedencia de una compensación económica.
Es preciso recordar que el ordenamiento  legal dispone que no procede el reclamo de alimentos post divorcio a favor del cónyuge que no tiene recursos propios suficientes ni posibilidad razonable de procurárselos si recibe la compensación económica.
En este caso, se explica que dicha prohibición opera en caso de haberse obtenido la compensación económica, pero  no mientras se reclama y se encuentra pendiente de resolución.
Este fallo  da respuesta a la situación de vulnerabilidad en la que se podría encontrar un ex cónyuge entre que se produce la ruptura del matrimonio y hasta que se decide si procede o no una compensación económica a su favor.

Se establece como cuota alimentaria a cargo del progenitor, a favor de sus tres hijos, el 45% de sus ingresos como médico.

La progenitora también es médica, y percibía ingresos de su actividad profesional -aunque inferiores a los del demandado-, pero se entendió que ella aportaba en gran medida en especie, haciendose cargo de los múltiples requerimientos cotidianos de los hijos con quienes convivía, “pues ello implica una inversión de tiempo al que debe atribuírsele valor”